¿Me cubre el seguro del coche aunque no esté a mi nombre?

En Recambios Móstoles, empresa de recambios de coche en Madrid, os contamos cuáles son los problemas que puedes encontrar a la hora de conducir un coche en el que que no estás asegurado.

Existen muchas circunstancias en las que un conductor que no está asegurado en un coche lo coge para pilotarlo. Por ejemplo, en un viaje largo lo más normal es turnarse con otros conductores para ir descansando. Por regla general, cuando se realizan este tipo de travesías no están todos los conductores incluidos en el seguro.

Son muchos los supuestos en los que puede darse esta circunstancia y desde Recambios Móstoles, empresa de recambios de coche en Madrid, os vamos a desgranar los factores de los que dependen que el seguro te cubra en caso de accidente o siniestro si el conductor no está en el seguro.

Factores de los que depende

No hay una respuesta definitiva, ya que existen muchas variantes a la hora de responder esta pregunta. Depende de las características de la póliza contratada hasta el tipo de conductor al que le dejas el coche, pasando por si en el supuesto siniestro el conductor esporádico es culpable o reclamante.

Lo primero que hay que tener en cuenta son las diferentes figuras jurídicas que encontramos en un seguro de automóvil:

  • Tomador: es la persona que contrata el seguro. A su nombre figura la póliza y es quien paga la prima de la misma.
  • Beneficiario: es quien, en caso de siniestro, recibirá la indemnización.
  • Asegurado: es el individuo, ya sea principal u ocasional, a quien el seguro protege y que está legalmente habilitada para conducir el vehículo asegurado. En definitiva son los que más expuestos están a sufrir un siniestro, ya que son los usuarios habituales del automóvil.

¿Puede conducir otra persona mi coche y que éste quede cubierto? Aquí entra en juego si es o no un conductor de riesgo. Esta tipología responde a dos aspectos principalmente: la experiencia y la edad. Las compañías de seguros consideran de alto riesgo a aquellos conductores que tienen poca antigüedad en el permiso de conducir (menos de dos años), y que son jóvenes ( entre los 18 y los 26 años).

Lo habitual es que si se cede el volante a un conductor no tipificado de riesgo, no suele haber problemas. El conductor esporádico estará cubierto y, dependiendo del tipo de póliza y de sus coberturas, la compañía correrá con los gastos materiales.

En Recambios Móstoles, empresa de recambios de coche en Madrid, estamos siempre dispuestos a resolver todas tus dudas sobre tu vehículo. Contáctanos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.