¿Qué ocurre cuando desaparece la marca de mi coche?

Como empresa de recambios en Madrid os contamos qué sucede con un coche cuando su marcada desaparece del mercado.

La desaparición de una marca de automóvil nunca es una buena noticia para el sector de la automoción. Para algunos usuarios de dichas marcas, esta situación les genera muchas dudas, entre ellas, qué hacer cuando su vehículo precise de un recambio.

Los propietarios de los coches de las marcas que desaparecen se sienten desamparados al no conocer cómo será ahora su servicio postventa

Marcas como Rover, Saab, Chevrolet y Lacia han ido desapareciendo dejando en las calles miles de modelos de coches. La falta de rentabilidad, la alta competitividad entre marcas y la crisis económica han provocado estas desapariciones. Es cuando los conductores de dichos vehículos pueden sentirse desamparados ante tal situación, puesto que no saben de qué forma se les dará cobertura a la confianza que han depositado en dicha marca.

En Recambios Móstoles, empresa de recambios en Madrid, vamos a intentar arrojar algo de luz ante esta situación para que conductores y usuarios sepan actuar ante tal situación.

tienda de recambios de coche

¿Qué servicios oficiales me quedan?

Una de las primeras consecuencias inevitables al desaparecer una marca de automóvil es el miedo del propietario a perder el servicio oficial posventa. Esta situación depende del punto de venta del coche, si el concesionario quiere puede seguir ofreciendo servicio postventa a sus clientes y, ya de paso, recuperar la confianza de los mismos.

Otro miedo recurrente del cliente es el de saber si podrá disponer de recambios de coche ahora que su marca ha desaparecido. Debemos tener claro que las compañías automovilísticas tienen la obligación de facilitar piezas de sus vehículos extintos durante diez años.

Los coches, al tener más vida útil, tienen la obligación de facilitar piezas oficiales hasta una década después de su desaparición

La Ley de Protección de Consumidores, además, impone cinco años de obligación en el suministro de piezas originales una vez la marca desaparece. Pero, al ser la vida útil de un vehículo superior al de otros objetos de consumo, la obligatoriedad pasa a diez años. Por regla general, ninguna marca dejará en este sentido ‘tirado’ a sus clientes puesto que el stock del que disponen es enorme.

De hecho, estas piezas llegan a mercantilizarse a precio muy asequible por la necesidad de los fabricantes a deshacerse de piezas que se quedarán pronto obsoletas y que no van a poder vender con tanta facilidad.

Mercedes y su garantía de cien años

La excepción se encuentra en los coches clásicos, vehículos de museo que, por alguna razón, se han convertido en objeto de deseo para coleccionistas. De ahí que marcas como Mercedes que garantizan piezas de vehículos durante 100 años.

Para el resto de los mortales, si nuestra marca ha cumplido con la década correspondiente y ya no existe la pieza que precisamos, existe la posibilidad de encargar los recambios que se harán a mano o en impresión 3D .

Toda la información sobre piezas de coche la tienes en nuestro blog como empresa de recambios en Madrid.

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.