Cinco multas cuya existencia desconocías

En Recambios Móstoles, empresa de recambios en Madrid, advertimos de algunas conductas o situaciones que pueden ser objeto de multas y la mayor parte de los conductores lo desconocen.

En verano el uso del coche se dispara y nuestra estancia dentro del vehículo de dilata en el tiempo. Por este motivo, es más fácil que cometamos una infracción sin darnos cuenta, bien por despiste o bien por desconocimiento. Ya no es cuestión sólo de evitar multas por el tema económico, sino que debemos evitar estas situaciones por nuestra propia seguridad.

La normativa de la Dirección General de Tráfico es muy amplia y nos podemos encontrar en situaciones que, sin saberlo, puede ser objeto de multa

Algunos motivos de sanción los tenemos claro, como el uso del móvil, el exceso de velocidad o el incumplimiento de las señales de tráfico. Sin embargo, la normativa es muy amplia y, en ocasiones, muy concreta por lo que nos podemos encontrar en situaciones que, sin saberlo, son motivo de multa.

En nuestra empresa de recambios en Madrid nos hemos propuesto realizar una campaña anti-multas para velar por la seguridad de los conductores, es por ello que os advertimos de cinco motivos de multas cuya existencia desconoce la mayoría de los usuarios con carné de conducir.

Dar un beso a nuestro copiloto

Cuando conducimos, nada puede hacer que separemos la vista y la atención de la carretera. De esta forma, ponernos románticos al volante puede salirnos muy caro, y dar un beso rápido a nuestro copiloto puede ser motivo para que nos sancionen por separar los ojos de nuestro camino.

Volumen de la música

Llevar la música demasiada alta dentro del coche puede acarrear también una sanción económica porque afecta a la concentración a la hora de conducir. Nos pueden multar hasta con 80 euros de multas.

Accionar el claxon

Otra sanción de 80 euros es la de accionar nuestro claxon sin justificación alguna. Este tipo de comportamientos colaboran en aumentar la contaminación acústica, y puedes alertar a otro conductor de coche e influir en su concentración sin motivos aparentes.

Tapar una oreja

Si nos tapamos una oreja mientras conducimos podemos ser objetivo de multas, ¿por qué? Porque un agente de policía puede interpretar que estamos hablando por teléfono.

Los pies fuera del salpicadero

Muchos copilotos tienden a ponerse bien cómodos dentro del coche, y ponen los pies en el salpicadero esto puede ser penado con 80 euros de multa. Al igual que si contamos con un animal suelto dentro del coche.

Otro aspecto a tener en cuenta si os gusta visitar parajes naturales en verano es tener en cuenta dónde aparcamos, puesto que si lo hacemos en un espacio protegido, nos pueden sancionar hasta con 6.000 euros.

En definitiva, si vas a conducir largas distancias este verano, cárgate de paciencia y mantén la atención en la carretera. Descansa cada hora y media y ten en cuenta que lo más importante estas vacaciones es llegar al destino sin incidencias. En Recambios Móstoles, empresa de recambios en Madrid, nos encargamos de lo técnico, el resto está en tus manos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.