4 situaciones en las que la música no es la mejor compañera de viaje

A la hora de conducir, una de las primeras cosas que hacemos al montarnos en el vehículo es encender la radio y poner música.

En Mazuecos, empresa especializada en recambios de coche en Madrid, nos importa tu seguridad es por ello que os advertimos de los posibles peligro que conlleva escuchar música al volante.

La música suele ser una buena compañera para casi cualquier momento de la vida. Sin embargo, mientras conducimos puede que haya ciertos momentos o situaciones en los que es mejor prescindir de la música o, al menos limitar su uso. Bien es cierto que los fabricantes de coches son los primeros en incorporar los soportes actualizados en los propios vehículos para poder viajar con nuestro repertorio favorito. Aun así, debemos ser conscientes de cómo la música puede influir en nuestra conducción y en nuestras capacidades.

En Mazuecos, empresa especializada en recambios de coche en Madrid, os comentamos en qué circunstancias la música puede aumentar el riesgo de accidente, toma buena nota.

recambios-de-coche

Cuando hay mucho tráfico

La música es buena compañera de viaje cuando conducimos largos o medios trayectos por autopistas ligeras de tráfico. Todo lo contrario que cuando nos encontramos en plena marabunta de la ciudad, estar en pleno atasco con música puesta puede resultar ser una distracción al volante y correr más riesgo de accidentes.

La música afecta, además de a nuestro estado de ánimo, a muchas funciones fisiológicas: acelera el pulso cardíaco y la actividad cerebral. Cuando se aumenta de forma excesiva estas funciones, afectan negativamente a la capacidad de conducir de la persona.

¿Influye el tipo de música?

Lo cierto es que nuestra música favorita mejora nuestras facultades al conducir. Aunque existen estilos musicales que son mejores para la conducción que otros, por ejemplo, la música pop hace que sus aficionados conduzcan a mayor velocidad y más agresiva que los fans de la música clásica.

Cuidado con el volumen

Lo que sí está demostrado que influye negativamente en la conducción es tener la música en un volumen muy alto. Es uno de los factores más importantes ya que con la música muy alta es más difícil prestar atención a lo que estamos haciendo. Además, el alto volumen que ponemos al equipo imposibilita escuchar ruidos externos como, por ejemplo, el sonido de la alarma de una ambulancia. Existen  estudios que verifican  que subir a niveles extremos el amplificador circulando a 100 km/h puede aumentar la distancia de frenado (por aumento del tiempo de reacción) en unos 15 metros.

musica-al-volante

Lista negra de canciones

Las obras de Richard Wagner son las más peligrosas  a la hora de conducir, ya que su ritmo es frenético y cuánto más rápida sea la música más riesgo de accidentes hay. De hecho, existe una lista negra de canciones al volante: “Firestarter” de Prodigy, “Red Alert” de Basement Jaxx e “Insomnia” de Faithless.

En Mazuecos, empresa especializada en recambios de coche en Madrid, nos preocupamos por tu seguridad. En nuestro blog encontrarás todo tipo de informaciones sobre mantenimiento y técnicas para mejorar la seguridad tuya y de los tuyos. ¡Cuenta con nosotros!

1 comentario

Trackbacks y pingbacks

  1. […] todo en distancias largas, según el género musical que elijamos. Como ya escribimos una vez en nuestro blog, hay géneros que son contraproducentes, sin embargo, por regla general es conveniente escuchar […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.