5 recambios que no merecen la pena comprar en un desguace

Conforme avanza el tiempo, y el uso, nuestro vehículo va a ir necesitando cambios para que su funcionamiento no se vea afectado. Los recambios pueden ser adquiridos en multitud de lugares, siendo los desguaces uno de los sitios más baratos donde encontrarlos.

Sin embargo, existen ciertas piezas en nuestro turismo que no debemos sustituir por otras de segunda mano. Como empresa especialista en recambios de coches os contamos qué partes deben evitarse comprar en un desguace.

Bien en cierto que un recambio adquirido en un desguace es perfectamente válido para cumplir su cometido, además sale mucho más económico que una pieza nueva. No es una mala opción a la hora de adquirir ciertas partes del vehículo, pero está totalmente contraindicado para otras zonas más sensibles del coche, sobre todo por seguridad. En Mazuecos buscamos, ante todo, la seguridad a la hora de conducir y como expertos en recambios de coches os indicamos qué piezas no debéis adquirir nunca de segunda mano.

pexels-photo-167235-large

Discos de freno

Es uno de los elementos más importantes en el sistema de frenado, están unidos al buje de la rueda, cuando se pisa el freno, la pinza de freno presiona las pastillas contra el disco y genera la fricción que frena al coche.

Es esencial que esta pieza se encuentre en buenas condiciones por la seguridad del conductor. Los discos siempre se cambian a la par, junto a las pastillas de freno para que el desgaste sea igualitario por todos lados. Los discos de frenos usados pueden generar vibraciones, ruidos e incluso pueden llegar a partirse.

Amortiguadores

Este elemento es esencial para la estabilización del vehículo. Los amortiguadores soportan el peso del vehículo y absorbe las irregularidades del asfalto. Esta pieza va perdiendo eficacia a partir de los 20.000 kilómetros, aunque no suelen cambiarse hasta los 70.000 km. Al igual que los discos de frenos, los amortiguadores deben sustituirse a la par en el mismo eje para que el desgaste sea regular y el coche no se desvíe.

Es muy difícil saber cuántos kilómetros lleva recorridos un amortiguador de segunda mano, además si el amortiguador no está en buen estado puede presentar fugas de aceite o reventar, por lo que lo barato puede salir caro.

Ruedas

Unas ruedas adquiridas de segunda mano pueden tener un plano que genere vibraciones. Además, cada vehículo pisa los neumáticos de una forma diferente por lo que el desgaste es diferente y no ofrecen las mismas prestaciones que unos nuevos. Si el anterior vehículo no tenía los amortiguadores en buen estado, el neumático puede presentar un desgaste irregular.

volante

Airbags

Los airbags se encuentran dispersados por el interior del coche: volante, salpicadero, asientos, etc. En menos de 0.3 segundos se despliegan en caso de impacto para evitar lesiones a los viajeros. La mayoría de los airbags caducan a la década, en caso de accidente es probable que no funcionen.

Batería

Suele ser la pieza que más se adquiere en desguaces. Aunque funcionen durante un tiempo, una batería usada no dura mucho, lo ideal es consultar la fecha de fabricación para saber el tiempo que tiene.

 

1 comentario

Trackbacks y pingbacks

  1. […] este decreto nos parece beneficioso para el sector y para los usuarios finales puesto que adquirir recambios de coche de segunda mano por internet o a través de otras plataformas no es […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.