¿Se ahorra con un coche eléctrico?

En España, los coches eléctricos aún no han cuajado. Sin embargo, la tendencia hace pensar que este tipo de vehículos puedan superar a los coches de hoy en día. En Mazuecos, empresa especializada en recambios de automóviles, enumeramos las ventajas de adquirir un coche eléctrico.

La irrupción del coche eléctrico en el mercado de la automoción ha sido la gran revolución de las últimas décadas en este sector. Países como Japón, Países Bajos, Estados Unidos o Noruega han adoptado con total naturalidad a este tipo de vehículos. Uno de los principales motivos por los que se adquiere un coche eléctrico es por el supuesto ahorro de carburante respecto a los coches actuales, pero ¿se ahorra de verdad con ellos? Como empresa especializada en recambios de automóviles os respondemos a esta cuestión.

road-street-desert-industry

La respuesta es rotundamente sí. Un coche diésel consume unos cinco litros por 100 kilómetros de media. A grandes rasgos, llenar un tanque de 45 litros nos proporcionaría combustible para 900 kilómetros por algo más de 45 euros. Los automóviles eléctricos tienen una autonomía de 300 km por cada carga de unos 60KW. Cargas que son gratuitas en los Supercargadores de Tesla, empresa de automoción dedicada a la producción e coches eléctricos, y en las gasolineras que tienen enchufes adecuados para este tipo de vehículos, ya que están subvencionadas.

Si preferimos contar con un cargador en casa, Tesla proporciona junto al coche el sistema de carga. El usuario tendría que pagar la electricidad, suponiendo un coste de 23.4 euros una carga equivalente a 900 kilómetros, teniendo en cuenta que el precio del KWh se encuentra en torno a los 13 céntimos. Por tanto, se ahorra la mitad de lo que pagamos en carburantes.

Y esto teniendo en cuenta que actualmente los coches eléctricos aún tienen mucho que evolucionar en eficiencia. En los próximos años, se duplicará la capacidad de las actuales baterías y los vehículos eléctricos se parecerán más a los de carburante fósiles. La eficiencia energética se encuentra entorno al 90% frente al 38% de un motor diésel medio.

pexels-photo-62481-large

Muchos detractores de los coches eléctricos alegan que para producir la electricidad, se usa combustible contaminante. En España, la mayor parte de la electricidad que se produce es a través de las energías renovables: eólica, hidráulica o fotovoltaica. Por tanto, este tipo de turismos estarían exentos de emisión de contaminantes ya que no emiten gases contaminantes.

También existe un ahorro en concepto de revisiones mecánicas. Durante la ITV, el coche eléctrico se ahorra la prueba de gases, mientras que ahorramos en sustituciones de aceites líquidos y filtros. Por otro lado, de instalar un cargador en nuestro propio garaje supone otra gran ventaja. Podemos dejar cargando nuestro vehículo toda la noche como si de un móvil se tratase, y así no sufrir falta de combustible en un momento inoportuno.

Uno de los factores más negativos del coche eléctrico es la escasez de supercargadores que hay en España. Apenas llega al medio centenar de cargadores dispersados en toda la geografía española. En Japón ya hay más puntos de recarga de coches eléctricos que gasolineras.

Ya en Mazuecos, empresa especializada en recambios de automóviles, ya estamos preparándonos para la irrupción del coche eléctrico, y vosotros ¿os apuntáis?

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.